I.E.S., Escuela de Hostelería y Residencia en Valencia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este proyecto se sitúa en una parcela de equipamiento municipal del Paseo de la Malvarrosa. Pretende resolver un complejo y extenso programa en el que deben combinarse diversas instituciones: por una parte se recuperará el I.E.S Isabel de Villena que además de los estudios de Secundaria, deberá compaginarse con la docencia de Formación Profesional propio de una Escuela de Hostelería. Dado el carácter pionero de tales instalaciones, el centro deberá disponer de una Residencia para el alojamiento de alumnos y profesores allegados de otras poblaciones.

Por otra parte la situación en un enclave tan característico implica resolver cierta permeabilidad entre el Paseo Marítimo y el barrio del Cabañal. Así como la dificultad de desarrollar todo el programa en una parcela no demasiado extensa. Todo ello condujo a la idea de “esponjar” el espacio entorno a un eje principal y de crear un máximo de superficie pisable creando multitud de terrazas volcadas al mar.

El eje principal se quiebra en un punto más o menos central en donde se sitúa la entrada al recinto como fondo de perspectiva de una calle del barrio. En este punto neurálgico se ubica el llamado corazón de este proyecto: el comedor, que se surte en parte de las producciones de los propios estudiantes pudiendo dar servicio a visitantes ajenos al edificio. También encontramos la  parte administrativa, la biblioteca o sala de usos múltiples que cuentan con la posibilidad de ampliarse usando el amplio hall.

Al lado norte del eje se sitúan las instalaciones docentes en un esquema de peine con espacios a ambos lados en la planta inferior (talleres: principalmente de FP) y a uno solo en el superior (aulas principalmente: ESO y Bachiller), configurando una sección descendente de transición entre los edificios de 7 plantas del nivel posterior hasta la planicie de la playa.

De modo que aparece una serie de pastillas-patio estudiadas para:

  • Optimizar las condiciones de iluminación y de confort térmico por una parte,
  • Así como la superposición de aulas sobre sectores de no cocción en los talleres. Las cubiertas de los sectores de cocción se reutilizan como patios pisables y las chimeneas se integran a modo de muro técnico -a sur-, en hormigón visto blanco con la función adicional de pantallas reflectoras de luz para iluminar indirectamente las aulas orientadas a norte.
  • Por último permiten resolver complejas circulaciones que a veces deben ser independientes o internas.

Al otro lado se desarrolla el programa de la residencia con bloques de mayor altura en donde aparecen las habitaciones desarrollados según una modulación que permite configurar tipos de 2, 3 y 4 habitaciones en las plantas altas, y servicios propios como lavandería o salas varias en las inferiores para permitir accesos en horarios independientes de los del centro.

Anuncios